cáncer de vejiga

Cáncer de vejiga: qué es y cómo se trata

Según la Asociación Española Contra el Cáncer (aecc), el cáncer de vejiga es el quinto en frecuencia entre los hombres en países desarrollados, diagnosticándose en España alrededor de 12.000 casos anuales de hombres y mujeres.

A modo de introducción, la vejiga es un órgano hueco en la parte inferior del abdomen donde se almacena la orina. El cáncer de vejiga comienza con mayor frecuencia en las células (células uroteliales) que revisten la membrana interna de la vejiga. Aunque se da con mayor frecuencia en este órgano, este mismo tipo de cáncer puede presentarse en otras partes de las vías urinarias.

Síntomas del cáncer de vejiga

Entre los síntomas más frecuentes que pueden ponernos en alerta, están:

  • Sangre en la orina.
  • Necesidad constante de orinar.
  • Dolor al orinar.
  • Dolor en la parte baja de la espalda.
  • Problemas para orinar.
  • Disminución de la fuerza y el calibre del chorro de la orina.

Estos síntomas pueden coincidir con otras afecciones renales o urinarias por lo que la recomendación es acudir a un especialista para que analice la situación y diagnostique.

Tipos de cáncer de vejiga

Existen tres tipos de cáncer de vejiga:

  1. Carcinoma urotelial o carcinoma de células de transición. Se forma en la capa de tejido más interna de la vejiga, suele recidivar después del tratamiento y son pocos los casos en los que se extienda a otras partes del cuerpo.
  2. Carcinoma epidermoide. Relacionado con la irritación crónica de la vejiga.
  3. Adenocarcinoma. Se forma en las células que componen las glándulas secretoras de mucosidad en la vejiga.

Factores de riesgo

Hay diversos factores que poseen una estrecha relación con el cáncer de vejiga:

  • Tabaco. Fumar puede aumentar el riesgo de padecer este tipo de cáncer debido a que provoca una acumulación de químicos nocivos en la orina.
  • Edad. Este cáncer tiene mayor incidencia en edades comprendidas entre los 65 y 75 años.
  • Sexo. Los hombres tienen más riesgo de desarrollar este tipo de cáncer que las mujeres.
  • Infecciones crónicas de vejiga.
  • Exposición a determinados agentes quimioterápicos empleados en el tratamiento del cáncer.
  • Antecedentes personales o familiares de cáncer de vejiga.

Prevención del cáncer de vejiga

Podemos tomar determinadas medidas que ayudan a reducir el riesgo de padecer esta enfermedad. Algunas de ellas son:

  • No fumar.
  • Evita la exposición a sustancias químicas. Si es por motivos de trabajo, toma todas las medidas de seguridad.
  • Alimentación equilibrada. Sigue una dieta sana y equilibrada, con mayor consumo de frutas y vegetales.

Exámenes de detección

Estos exámenes, prescritos por un especialista, verifican la presencia de este tipo de cáncer antes de que se tengan síntomas, pudiendo así detectarlo en un estadio temprano.

Es importante tener claro que exponerse a estos exámenes no siempre indica que la persona tiene cáncer, sino que debe considerarse como una herramienta preventiva.

Tratamiento del cáncer de vejiga

Los tratamientos contra el cáncer de vejiga incluyen la cirugía, radiación, quimioterapia y terapia biológica o inmunoterapia, según considere el especialista y el estadio en que se encuentre el cáncer.

Una vez finalizado el tratamiento, es preciso realizar revisiones periódicas con el fin de efectuar un seguimiento y control del estado de salud de la persona y paliar los posibles efectos secundarios que puedan surgir.

 

En el Institut Català d´Urologia i Nefrologia, especialistas en urología en Barcelona, estamos a tus disposición para resolver todas tus dudas sobre este tema. No dudes en pedir cita con nuestro equipo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies