baja-testosterona

Testosterona baja, síntomas y consecuencias

La testosterona es una hormona masculina esencial puesto que desempeña un papel fundamental en la salud y el bienestar. ¿Qué ocurre cuando sus niveles son bajos? ¿Cómo podemos detectarlo? Nuestros expertos del centro de urología en Barcelona te lo explican.

La testosterona, producida en los testículos, define los caracteres masculinos, como la gravedad de la voz, el vello, la musculatura o la capacidad sexual.  Pero, más allá de estas señas de identidad, interviene en muchos otros procesos orgánicos del hombre, como:

  • Aumenta la densidad ósea.
  • Ayuda al hígado a producir enzimas y sintetizar proteínas.
  • Mejora el metabolismo de las grasas.
  • Mejora la memoria y la concentración.
  • Favorece un buen estado de ánimo.

Disminución de los niveles de testosterona

Al igual que cuando llega la pubertad los niveles de testosterona se disparan, favoreciendo así el desarrollo del hombre; a partir de los 30 años, sus niveles disminuyen en torno a un 1% cada año, siendo aún más notable a partir de los 50 años. Esta disminución gradual no debería causar problemas para la salud ya que se trata de un proceso de envejecimiento natural, pero todo dependerá de la cantidad de hormona que tenga el hombre.

Cuando los niveles de testosterona son bajos, y estos van asociados a determinados síntomas o enfermedades, hablaríamos de la aparición del síndrome de déficit de testosterona (SDT), el cual tiene entre sus principales causas una producción insuficiente de testosterona por parte de los testículos, o la inactivación de la testosterona que circula en sangre. El SDT afecta a un 10% de hombres a los 50 años, y a un 30% de los varones de más de 75 años.

Además del SDT, un bajo nivel de testosterona también puede estar ocasionado por:

  • Una lesión o infección en los testículos.
  • Tratamientos oncológicos.
  • Trastornos hormonales.
  • Trastornos genéticos.
  • Uso de esteroides.
  • Obesidad.
  • Enfermedades hepáticas o renales.

Síntomas de baja testosterona

La testosterona, al igual que ocurre con los estrógenos en la mujer, tienen un efecto protector en el hombre, equilibrando muchas de las funciones del organismo.

Entre los síntomas de un nivel bajo de testosterona se encuentran los siguientes:

  • Disminución o falta de deseo sexual.
  • Dificultad para lograr una erección.
  • Aumento del cansancio y la fatiga.
  • Irritabilidad, depresión.
  • Disminución de la masa muscular.
  • Pérdida de vello facial, corporal y público.
  • Aumento del tejido mamario.
  • Problemas de concentración o de memoria.
  • Resistencia a la insulina.
  • Pérdida de densidad ósea.
  • Trastornos cardiovasculares.

Estos síntomas puede ir asociados al síndrome de déficit de testosterona, pero también puede ser producidos por otras causas o por un simple proceso de envejecimiento. Por tanto, ante la aparición de alguno de ellos, es necesario consultar a un especialista.

Tratar unos niveles bajos de testosterona

Una vez se confirme la causa de la disminución de la testosterona, se pueden ofrecer diversos tratamientos con suplementación hormonal que busquen corregir esta deficiencia. Asimismo, se deben tomar otras medidas en cuanto al estilo de vida como controlar la obesidad mediante una alimentación saludable, tener un correcto descanso y realizar ejercicio de forma moderada.

En el Institut Català d´Urologia i Nefrologia contamos con un equipo de profesionales especializados que pueden ayudarte. Para cualquier duda o petición de cita, no dudes en contactarnos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies